viernes, 18 de diciembre de 2009

La estupidez de la década

Estoy suscripto a muchos blogs, leo páginas de internet diversas, medios etc. Por estos días la desesperación por la falta de noticias hace que todos, en especial los americanos hayan comenzado a publicar rankings sobre distintas cosas, referidas a un supuesto final de la década.

"Las mejores 10 películas de la década", "La noticia mas impactante de la década", "El personaje de la década" etc.

La pregunta es: ¿Termina en el 2009 la década? Obviamente no. Esta misma tontería surgió en 1999 cuando se hacían todo tipo de elucubraciones, rankings y balances como si dicho año finalizara el siglo o el milenio, cuando el final del mismo obviamente, fue el 31 de diciembre de 2000.

¿Es materia de debate esta cuestión? Si. Solo entre aquellos que leen un poco y tienen sentido común contra los ignorantes. Otro tipo de debates, no puede haber.

Basta conocer, un poco, sobre la historia del calendario actual.

En el año 325 después de Cristo, en el Concilio de Nicea se decidió adoptar un calendario muy similar al actual. Se establecía que los años comenzaban a contarse desde el nacimiento de Cristo y que el año tenía 365 días. Pero se mantenía el calendario Juliano impuesto por los Romanos a través de su emperador Julio Cesar.

Por lógica el primer año era el Año 1, el segundo el 2 y así sucesivamente.

Por entonces, menos del 1% de la población mundial sabía leer, y por ende no le importaba en absoluto en que día de la semana, del mes, o incluso del año vivían. La Iglesia, comenzó a ocuparse en ordenar esta situación, no por un interés científico, ni mucho menos académico, les interesaba consensuar un calendario litúrgico.

En este concilio establecieron que el Equinoccio de primavera (el día en que se igualan las horas nocturnas y diurnas) por decreto era el 21 de Marzo (recordemos que por entonces el hemisferio sur no era parte del mundo...) y que las pascuas debían festejarse el Domingo siguiente al plenilunio posterior a dicho Equinoccio. Parecía que todo estaba bien.

Con el correr de los años, mejorando la ciencia astronómica comenzaron a verificar que habían fallado en las cuentas. El Equinoccio real, año a año se les iba atrasando, de hecho por el año 1300, el Equinoccio les caía en febrero. Entonces, en el Concilio de Trento, impulsado por el Papa Gregorio XII, nuevamente por decreto papal se corrieron los días para adelante, a efectos de ajustar nuevamente el Equinoccio al 21 de Marzo y se impuso el calendario Gregoriano (llamado así en homenaje al mencionado Papa). En este calendario, cada cuatro años, tendríamos un día adicional, el famoso 29 de Febrero.

Correcciones mas recientes y exactas establecen que este calendario, tampoco es perfecto. De hecho el mismo atrasa unos 26 segundos por año lo cual implicará un desfasaje de un día, allá por el año 3300. Pero ese ya no será nuestro problema.

En todos los casos, tanto el Calendario Juliano adaptado en el 325, como el Gregoriano del Concilio de Trento del 1582 el Primer Año es el 1, por ende, la primera década se cumple al final del año 10, el primer siglo al final del año 100 y el primer milenio, en el año 1000. Es decir que, por lógica la presente década comenzó el 1 de Enero de 2001 y terminará el 31 de diciembre de 2010.

El año Cero, no existe, ni existió nunca.

Es decir que, todavía hay mas de un año para que se produzca La mejor película de la década, el acontecimiento mas impactante, o que aparezca el personaje de la década.

Dificilmente, algo en el 2010 supere en estupidez al hecho de quienes cuentan los años comenzando por el cero, y no por el uno. Suponemos que esta gente que elabora estos rankings debe suponer que tiene 9 dedos, pues el primero es el cero, y no el uno.

2 comentarios:

Alejandro dijo...

Fabián: ¿a qué te referís con: "en especial los americanos"?

Me imagino a todos aquellos medios que se encuentran entre Tierra del Fuego y Canadá.

Fabián Rodríguez dijo...

Fe de erratas: En especial los "norteamericanos".